"Intensidad cinematográfica, sorprendente, la de estas recientes y profundas horas de la vida de España. Elecciones, consultas en Palacio, crecimiento de la voz popular, fuerte palpitación republicana en todo el país, múltiple florecer de banderas rojas en la tarde del martes, inminencia del nuevo régimen. Gobierno provisional, salida de los Reyes... Todo ello, en poco más de cuarenta y ocho horas. El nuevo Gabinete republicano está actuando desde la tarde de aquel martes,..."

Nuevo mundo. 17 de Abril de 1931.

"Ahora hemos de hacer una Constitución que convenga al carácter nacional; pero ¿quién le dará a este ser oprimido durante un siglo (¿nada más?) la forma que le cuadre, si tenemos que abandonar los “prejuicios reaccionarios y revolucionarios, liberales y conservadores”, que también son, a mi entender, realidades de nuestra alma? Todos los españoles tendremos que forma un corro inmenso alrededor de los Toros de Guisando, y esperar con ansiedad que ese venerable vestigio ibérico nos revele nuestra identidad nacional."

Una Constitución en busca de autor. Manuel Azaña.


¡VIVA LA REPUBLICA!