Facebook Twitter Google +1     Admin

ausencia

 

 

Cuando los santos se van marchando, y toca volver a empezar una vez más, escuchaba mañana, tarde y noche El último trago. Ella cantaba como nadie la canción de José Alfredo Jiménez, con esa voz de muchos tragos, muchos dolores y muchos nos vamos. Su desgarro era mi fuerza cada vez que cantaba:

"Nada me han enseñado los años 
siempre caigo en los mismos errores 
otra vez a brindar con extraños 
y a llorar por los mismos dolores. 
Tómate esta botella conmigo, 
en el último trago nos vamos" 

Que la tierra te sea leve, doña

 

 

 

El último trago.

Tómate esta botella conmigo 
en el último trago nos vamos 
quiero ver a qué sabe tu olvido 
sin poner en mis ojos tus manos 
esta noche no voy a rogarte 
esta noche te vas que de veras 
que difícil trata de olvidarte

y que sienta que ya no me quieras.


Nada me han enseñado los años 
siempre caigo en los mismos errores 
otra vez a brindar con extraños 
y a llorar por los mismos dolores. 

Tómate esta botella conmigo 
en el último trago me dejas 
esperamos que no haya testigos 
por si acaso te diera vergüenza 
si algún día sin querer tropezamos 
no te agaches ni me hables de frente, 
simplemente la mano nos damos 
y después que murmure la gente. 

Nada me han enseñado los años
siempre caigo en los mismos errores
otra vez a brindar con extraños, 
y a llorar por los mismos errores. 

Tómate esta botellita conmigo, 
en el último trago nos vamos. 

 

06/08/2012 00:56. emma b #. ellas

Comentarios > Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris