El señor Punset escribe: “Hay quien me dice que el nuevo Ministerio de Igualdad en España solamente se va a ocupar de las desigualdades entre hombres y mujeres. Puede que sea así al comienzo, pero mi apuesta es que, a medida que el nuevo ministerio avance en la lucha contra el depredador machista y consiga reducir la desigualdad y el maltrato de género, se dará cuenta de que la amenaza de abuso de poder y de violencia es todavía más cruel e ilimitada cuando el delincuente tiene a su disposición todo el poder coactivo del Estado. Eliminar esta injusticia será la gran tarea de los próximos diez mil años.”

En El dragón azul, Tai Wei Foo nos recuerda que el estado chino ha condenado a sus mujeres a un hijo por pareja, que las madres solteras no tienen derecho a las ayudas del gobierno, que para las mujeres solteras es muy difícil adoptar en China. Robert Lepage dice que la China de “Hoy es un gigante que ha despertado y que va tener impacto mundial”.

La OPEP -que aporta más de un tercio de la producción mundial de petróleo- no estima necesario producir más petróleo, considera que hay suficiente petróleo en el mercado, que el precio del petróleo es injustificado y no obedece a motivos de mercado. ¿Quién produce los otros dos tercios? ¿USA y Rusia, cuánto producen? ¿Entonces, a qué se debe el incremento del precio del petróleo? ¿Tan sólo al aumento de la demanda de China? ¿Cuánto han ganado las Cías Petrolíferas? La psicosis general ante la huelga de transportes colapsa las gasolineras.

Si no deja de llover, tendré que invocar al dragón azul para que su lengua de fuego me caliente un poco. O cantar aquello de “Tápame, tápame, tápame que tengo frío...”