"Visto desde las ventanas de un hotel de austera apariencia, un cementerio pequeño en el corazón de una ciudad agitada e indiferente no es nunca motivo de regocijo; y el espectáculo no mejora cuando las musgosas lápidas y el fúnebre arbolado han recibido el ineficaz  refresco de  una mísera nevada ue no llega a cuajar. Si además, mientras la helada llovizna espesa el aire, el calendario señala que la bendita estación primaveral comenzó hace ya seis semanas, hay que admitir que la escena reúne todos los elementos para causar la depresión más profunda. Todo esto lo sentía intensamente un 12 de mayo, hace ua más de treinta años, una señora asomada a una de las ventanas del mejor hotel de la parte vieja de Boston."

(Los europeos. Henry James)

Menos mal que "la roja" ha ganado el partido de ayer porque si no el sentir del país podría compararse al de la señora asomada a la ventana del hotel.