Facebook Twitter Google +1     Admin

desafinado

Viernes  26 de agosto. Crepúsculo. Un aire lento y frío resbala por las escaleras de la Clerecía, tropieza con  el extranjero de boina negra que toca el violín en la esquina de la calle Meléndez y rueda a trompicones por la calle Compañía.   Acaba de terminar su pieza desafinada, observa las mesas de la terraza mientras riega con su aliento norteño los dedos regordetes enrojecidos por la artrosis,  sus pies un sombrero de paja, una flor pálida y algunos céntimos. Sopla la brisa y vuelve a soplar su aliento. Hoy la mujer meridional no toca el arpa. El violín solitario desgasta sus notas entre los pies de los viajeros;  rezagadas hacia la madrugada que esperan abrazados en la estrechez de una habitación de cualquier pensión.

28/08/2011 21:10. emma b #. en provincias

Comentarios > Ir a formulario

Hyde

Los conozco, los conozco. ¡joder! qué mal tocan.

Fecha: 01/09/2011 00:27.


emma

¡qué sensibilidad, por dios! fallezco impresionada.

Fecha: 01/09/2011 11:11.


Ana

Creo que me los has enseñado la última vez que estuve. De nuevo en la capi. Besos.

Fecha: 03/09/2011 01:43.


inma

No importa,aun recuerdo los momentos magicos de la pareja tocando entre la niebla del paseo-para mi-mas bello de salamana,desde el palacio de monterey hasta la pontificia..postdata.est señor aprendio de escuchar a su hijo musico profesional d filarmonica d su pais..la mujer hace años q no lleva bien tocar bajo el frio. Quiza no toquen bien pero para mi siempre formaran parte de la bella salamanca.

Fecha: 12/09/2011 23:27.


emma

of course, querida, ellos forman parte de la bella salamanca, de otro modo no estarían aquí.

Fecha: 14/09/2011 16:56.


Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris