Facebook Twitter Google +1     Admin

12 enero 2014

 

Un domingo de enero silencioso. Las puertas del balcón están abiertas y desde la calle llegan los gritos de un hombre alargado y enjuto, con patillas grises y tez morena.

—¡Zorra! Qué te piensas que no me entero... ¿Qué hacías por Bordadores? ¿A ver, qué hacías?

Un taconeo crepita sobre la acera. Una mujer morena brillante grita a los cuatro vientos.

—¿Y tú...? ¿Tú, que hacías por allí? ¿No trabajabas hoy? Pues en la calle no se trabaja, digo yo.

—No me has contestado, ¡zorra! ¿A ver..., qué hacías en esa calle?

(...) 

Los tacones han dejado de sonar. Las voces se esconden tras el quiosco de la esquina. En el balcón, Elvis canta Suspicious minds.

"Estamos atrapados

pero no puedo irme

porque te amo demasiado, nena.

¿No ves

lo que me estás haciendo

por no creer una palabra de lo que digo?"

 

Emma B. Diario de una chica de provincias. 

Muy pronto en tu kiosco. 


12/01/2014 12:45. emma b #. sin tema

Comentarios > Ir a formulario

Toisaras

!Que majos ! se les ve enamorados, al final esas cosas quedan en nada.
Y como dijo Mari Trini : El amor es como un niño...

Fecha: 13/01/2014 10:00.


emma

como un niño protestón y consentido. buena semana, querido.

Fecha: 13/01/2014 21:50.


Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris