Bueno, ya está, otro que lo ha conseguido, otro que se ha forrado... El pequeño Alex, un inglesito de provincias, pura raza anglo —tan sólo basta con verle en las fotos—, con unos ojos azules brillantes que dan ganas de tumbarse bajo su cielo, pero tan blanquito que da frío, y con cara de no romper nunca un plato. Este aplicado universitario ha vendido los píxeles de su página web y ha ganado más de un millón de dólares. Y por encima, hasta le ha quedado mona: un collage multicolor plagado de enlaces.

Todo comenzó el 26 de agosto de 2005, según Alex nos cuenta en su blog, cuando tuvo una "pequeña idea" para poder ganar dinero fácil y rápido: dividir su web en un millón de píxeles y venderlos a dólar. Claro que también pensó que quizás no funcionase, pero después de todo: "I’ve got nothing to lose by trying. And I’m sure it’ll be fun". Este es el secreto, queridos niños y niñas, pensar que no se pierde nada por intentarlo y divertirse con ello. Desde ese momento la bola comenzó a rodar... y en un tris –en su blog van contando el proceso día a día- llegaron la fama, las entrevistas, NYC, la TV y por último la subasta en eBay de los últimos 1000 píxeles. Nada, otro que ha dado un braguetazo en la red. Y otros imitadores que no sé yo...

Bueno, a ver... estos charri-niños, queridos, que tan amablemente me leen ¿alguna idea para forrarse? Necesito retirarme ya!...
"Atención, comencemos la lluvia de ideas", que decía el cura de religión de mi cole. Abramos los paraguas. ¿Ninguna sugerencia?

¡Huy!, tengo una: subastar los papeles de las 507 cajas del Archivo en eBay
¡Quién da más, señores!