"Creo que para ser grande en cualquier género que sea hay que ser uno mismo. Los libros inmortales han sido hechos pensando muy poco en el estilo. Me figuro que el autor arrastrado por sus ideas escribía por liberarse. En cambio, la afectación eleva un muro entre el autor y su lector. Da siempre un aire forzado. Extiende sobre todo un barniz de pequeñez. Y la afectación está tan de moda entre nuestros pedantes, que se puede afirmar que cada una de nuestras ciudades tiene su afectación particular y fácil de reconocer. La frase del pedante de Padua no es la misma que la del pedante de Turín, y el pedante de Bolonia no escribe como el pedante de Roma."

Diarios, 1818. Stendhal.


“Cualquiera que sea la cosa que se quiere decir no hay más que una palabra para expresarla, más que un verbo para animarla y un adjetivo para calificarla. Es preciso, pues, buscar hasta que se descubra esa palabra, ese verbo y ese adjetivo, y no contentarse jamás con la aproximación, no recurrir jamás a supercherías, ni siquiera afortunada, a payasadas de lenguaje para evitar la dificultad.

No hace falta el vocabulario extraño, complicado, abundante y extravagante que hoy se nos impone bajo el nombre de escritura artística, para fijar todos los matices del pensamiento.”

Prefacio al libro Pedro y Juan. Maupassant


“Es preciso, ante todo, que en las frases haya sangre en lugar de linfa, y cuando digo sangre se trata de corazón. Tienen que latir, palpitar, conmover. “

Sobre la creación literaria. Flaubert.


...y sigo en mi búsqueda de las palabras.