"¿Sabes? —prosiguió Gina— tal vez sea el amor a la larga lo que le vuelve a uno así de malo. Las cárceles de oro de los grandes amores. No hay nada que encierre tanto como el amor. Y estar encerrado, a la larga, vuelve malo a cualquiera, aun a los mejores."

Los caballitos de Tarquinia. Marguerite Duras.


¿Sabes? había luna llena, encima de las torres de la Catedral, rendonda, fría, blanca, tan blanca como la nieve de esta mañana.