Ese fondo musical al estilo de "La Misión", ese ímpetu de declamativo, ese énfasis nacionalista -sólo le falta mentar a la selección andaluza de fútbol-, esa intensidad de cualidades -"no nos desabrochamos la camisa nos la partimos"-, esa fogosidad de imágenes, esa furia de colores, esa bandera ondeando al viento me ha dejado traspuesta. Cuando dice "y las rubias..." mi modorra cabecita de lunes la terminó con "y las rubias nos las bebemos", ¡cachis! en qué estaría pensando... Me gusta, me gusta el anuncio.

Ahora a ver con qué se descuelgan los de la Damm o Estrella Galicia, ya estoy viendo sus anuncios terminando con la senyera al vent y la blaquiazul embrabecida en lo alto de la Torres de Hércules.