Facebook Twitter Google +1     Admin

el secreto está en la faja

Estoy pero no… estoy. Si es que no gano para sustos publicitarios. Me tropiezo literalmente con el anuncio gigante de AVET  en la avenida de Portugal, frente a la sucursal del banco del señor Botín:  una rubia desmelenada me mira fijamente embutida en una faja negra que le llega al sostén. ¡Ha vuelto la faja! Un hilillo,  solamente un frágil e insinuante hilillo de piel  entre el borde de la faja y el sujetador. Del susto he pisado el freno tan a fondo que mi cochecito se ha clavado y un Megane  resuelto casi me trasquila el trasero. ¡Y yo sin faja!  Es negra, despampanante, comprime grasas de hierro en guante de terciopelo, estiliza la densidad de los años o las pasadas por el frigorífico, ni un michelín al descubierto, el sueño de las walkirias. Mi tía,  la moderna, se pasó los sesenta quemando fajas en las calles de Londres, abandonar la faja fue la revolución de su generación, como el sufragio femenino lo fue en la de mi abuelita, y ahora volvemos a las andadas, a la faja de lycra o politnoséqué con el touch glamuroso del negro para que no se diga.  Y si ligas una noche de sopetón ¿qué haces, vas al baño a quitarte la faja o no ligas?  Porque en los años de mi abuelita no se ligaba de repente…

Unas horas más tarde, todavía con la cabeza bullendo a preguntas, leo que Sara Blakely, una americana tan rubia como la del anuncio de AVET, es  la millonaria número 1.153 de la lista Forbes —¡a sus 41 años!—  gracias a su ¡faja!!! —conocida como el “secreto de la alfombra roja”—.  Su empresa Spanx de ropa interior reductora, o sea fajas de todos los tipos y colores, desde la rodilla a los hombros, que mantienen a raya los michelines, la ha llevado a la cumbre en 10 años.

Será el momento de recuperar el camisón monja. ¿Llegaré a la lista Forbes con la nueva versión de la túnica sagrada?

 

04/04/2012 21:33. emma b #. chismes

Comentarios > Ir a formulario

Toisaras

Ud. no necesita de esos adobos, le basta con su pantalón azul, ese que le queda tan apretado que convierte su pordetras en un kilo de azúcar.

Fecha: 05/04/2012 09:50.


emma

es que..., el pantalón azul es mucho pantalón... En un kilo de algodón de azúcar.
Vigile a los nazarenos que vienen desbocados como su "prima" la del riesgo.

Fecha: 06/04/2012 00:11.


Hyde

¿El pantalón azul? ese no lo conozco. ¿Qué más secretos me escondes?

Fecha: 07/04/2012 21:12.


gravatar.comZeltia

la túnica si no tunea michelines no te va a hacer rica!
(pues yo estoy ahorrando para comprarme una en la tienda en casa -como ahora ya no ligo de "sopetón"...!)

Fecha: 14/04/2012 16:47.


emma

hombre, tratándose de la túnica sagrada podemos esperar cualquier milagro..., espero que no me falle.

querida, amiga, desde luego con esos planteamientos "in fine" no liga de "sopetón" ni mi amiga la meetic-adicta, que ya es decir. le recomiendo un bebible recién divorciados al uso que dan mucho juego.

Fecha: 18/04/2012 00:09.


Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris