La compañía islandesa Vesturport Theatre inauguró el III Festival Internacional de las Artes con su particular versión mojada de Woyzeck, con música del ínclito Nick Cave, coreografía a lo Elvis Presley, acrobacias, y convulsiones bajo el agua del gran acuario instalado en el escenario del CAEM para contarnos una historia de celos y traición con violencia doméstica incluida, como la vida misma. El romántico Georg Büchner —precursor del expresionismo alemán, admirado por Kafka— escribió su inacabado Woyzeck a los 24 años, poco antes de morir en 1836.

“El arte es lo único que justifica la existencia humana”, Peter Stein.

Los Rinocerose nos sacuden las legañas y las vísceras en la plaza Mayor.

“Vendo riñón, pido 10.000 dólares y no tengo vicios”.

“El toro te mira y te hace sentir felicidad, miedo, incertidumbre, grandeza y respeto por encima de todo”, Sebastián Castella.

En el Liceo, las chicas de Batik bailaban con sus trajes rojos, calzones de volantes, zapatos de flamenca y poética energía electrizante y te hacían sentir la rabia, el miedo, la culpa, la alegría y la ternura.

El sector eléctrico lleva la bolsa a un nuevo máximo.

El SEAT 600 cumple 50 años. 1957: 2586 unidades vendidas a 65.000 pesetas.

Vuelven los Rolling Stones. Madrid, 28 de junio.

En el teatro de Caja Duero, el señor Charles Gonzales nos presentó a Sarah Kane: dramaturga inglesa que a los 28 años se suicidó en un psiquiátrico de Londres. La locura es la ruptura de la relación entre el cuerpo y la mente.

La farsa de la enferma incurable necesitada de un riñón en la tele holandesa.

"Quién duerme con perros se levanta con pulgas."

ETA anuncia el fin de la tregua.

El señor Sergi Pamiés desata la polémica al rechazar la invitación de la Generalitat para asistir a la feria del libro de Francfort dedicada a la literatura catalana.

La subida de los tipos de interés, aprobada por el BCE, provoca la caída de la bolsa española.

USA instaló cárceles secretas de la CIA en Polonia y Rumania de 2002 a 2005.

Otegui ingresa en prisión.

La Autoridad Europea aprueba la comercialización de un clavel transgénico de color azul.

Y paseo mis pantorrillas por el patio de la casa de Las Conchas declamando ciudades que no existen al ritmo de dj´s metacosmopolitas.