Días atrás un “posteador” escribió: “Madame Bovary no era una mujer.” En fin... creo que si lo leyese, aún hoy, podría ilustrarle sobre el eterno femenino.
Algunos cuentan que el amigo Flaubert dijo que la “Bovary soy yo”, lo desconozco pero sí escribió:

“Mme Bovary nada tiene de verdad. Es una historia totalmente inventada; nada hay de mis sentimientos ni de mi existencia. Esa ilusión si existe procede, por el contrario, de la impersonalidad de la obra. Uno de mis principios es que no hay que escribir sobre uno mismo. El artista debe estar en su obra como Dios en la creación; invisible y todopoderoso, presentido en todas partes, pero sin que se vea.” Gustave Flaubert: Sobre la creación literaria.